domingo, 17 de octubre de 2010

Playa vacía

Miradla, franja desierta
que a sotavento se escora
mientras la luz se enamora
de este mar que sigue alerta.
La espuma brinca entreabierta
a compás de la marea
y el sol es como una tea
que, proyectada en la orilla,
cuarteada alumbra y brilla
y entre charcos espejea.

3 comentarios:

  1. Me gusto su recuerdo de ayer a la plaza de San Pedro y su playa vacia de hoy. Coincido con algun comentarista de ayer en que la plaza tiene cierto abandono aunque quizas no tanto como en otras epocas. Que agradable es pasear por una playa vacia como la que describe. Yo lo hago con frecuencia y no tiebe nada que ver con la playa abarrotada del mes de agosto.

    ResponderEliminar
  2. Muy bonita décima, puedo imaginarme la playa facilmente, su tranquilidad y su bravura.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ambos, Marítimo y Euclides.

    ResponderEliminar