jueves, 29 de julio de 2010

Mensaje en una botella

Para tus ojos he escrito
en la botella el mensaje.
Luego el mar, con su oleaje,
ha de ser fiel a su rito.
Vierto, escribo, llevo el grito
al papel desde la boca.
Si rompe frente a una roca
o tu vieja orilla alcanza
es la duda y la esperanza
que a todo náufrago toca.

8 comentarios:

  1. Estimado Espinelete, hoy me despido temporalmente, ya que me marcho de vacaciones. Me ha encantado participar en el blog y disfrutar de sus decimas y espero seguir haciendolo en septiembre. Le deseo un buen verano y espero que se produzca pronto el nacimiento de su hija que, si no me equivoco, esta previsto para uno de estos dias.Voy a lamentar mucho no poder leer, en su momento, la decima que sin duda le dedicara. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Buen viaje y mes de agosto, guanche.

    ResponderEliminar
  3. Mi muy estimado poeta,también me toca tomar vacaciones después de un largo período de trabajo.Y de igual forma me siento náufrago,tras romper contra las olas del mar.A la deriva voy con la duda y la esperanza.
    Un abrazo.
    PD.-Le deseo toda la suerte y seguré sus décimas como anónimo o con otra encarnadura.

    ResponderEliminar
  4. Estimado anónimo, supongo, aunque no tengo certeza, que el mismo que hace no más de una semana quería acometer las bravías olas y nadar mar adentro, le deseo que disfrute sus merecidas vacaciones. Un abrazo y ya sabe que puede volver por aquí con la encarnadura que desee cuando guste.

    ResponderEliminar
  5. Acabo de mandar un comentario y de pronto me sale vacio como si no hubiese escrito nada.Que corraje da.Volveré a escribir.A ver si me acuerdo.
    he hecho un alto en el camino de las vacaciones.Dejo la costa atlántica y me voy a la mediterránea.Estaré unos tres o cuatro dias en la calurosa Sevilla.
    Me he pasado un rato poniéndome al dia en las décimas de julio y sus comentarios.No0 parece que estemos en verano pues la lucidez,inteligencia y enjundia de lo que se escribe por ambas partes es alucinante.
    Las décimas preciosas,pero la de las lagartijas me ha llegado al alma.Me recuerda un verano(quizás septiembre)con un calor sofocante.Era de noche.Abundantes lagartijas corrian por la pared blanca de un patio de una casa de un pequeño pueblo sevillano donde la que suscribe sostenia sabrosas conversaciones con un sobrino al que la abuela le ofrecia "agua tónica"para combatir el calor.
    Te dice eso algo,sr.Espinelete?
    Deseo de corazón que la niña llegue ya.
    Con cariño,Maica.

    ResponderEliminar
  6. Vaya, Maica, y yo que la imaginaba no en tránsito sino felizmente instalada en el Mediterráneo. Me alegra que esa décima le traiga tan buenos recuerdos. Me dice mucho lo que me dice, por supuesto. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Estimado Espinelete.

    Como guanche, anónimo y tantos otros, también yo me marcho ya mismo de vaciones.
    La décima de ayer me trajo al recuerdo la casa de mis abuelos en el pueblo con un precioso jazmin del principe que mi abuelo regaba todas las tardes.
    Espero que su hija nazca pronto y bien y les deseo unas felices vacaciones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Felices vacaciones a usted también, Mara, enternecido estoy hoy con tantos buenos deseos.

    ResponderEliminar